Reseña Google Wifi y porque lo necesitas

by Raúl Olivares |1 octubre, 2019 |0 Comments | Aprendizaje, Conexiones, Domótica, Reseñas

Google Wifi es un producto que Google saco al mercado hace poco. Este ayuda a solventar un nuevo problema de conexión. Dicho problema viene dado por la gran cantidad de productos conectados y la falta de calidad en los router que nuestras compañías telefónicas nos instalan en nuestros hogares. ¿Quieres saber que problema es y como solventarlo?

¿Que es Google Wifi?

Google Wifi es un dispositivo electronico que actúa como HUB entre todos tus dispositivos domoticos de tu hogar. Conecta varios dispositivos WiFi a un solo punto para tener una mayor fluidez en la conexión. Es la solucion a los excesos de componentes en las redes WiFi.

¿Por que necesito uno?

Como ya hemos visto antes las compañias telefonicas quieren ahorrar lo maximo posible a la hora de hacer la instalacion en nuestro hogar para proporcionarnos nuestro servicio de Internet. Estas compañias nos instalan routers de mala calidad con tan solo una capacidad de 32 elementos WiFi conectados y nos los 254 que todos pensabamos que podíamos tener. Para ello lo utilizamos para ampliar la cantidad de dispositivo que podemos tener en nuestra red.

Eso no es todo, ya que, podemos disponer de varios Google Wifi por toda nuestra casa para quitarles peso de conexion a cada uno de ellos repartiendoselo de manera equitativa. Tus dispositivos se conectan al canal menos saturado y asi utilizas la banda mas rapida.

Si todavia no sabes que dispositivos pueden utilizar en tu hogar en nuestra TIENDA puedes verlos y compararlos y comprarlos al mejor precio.

 

Caracteristicas tecnicas

Marca Google
Series WiFi
Peso del producto 18,1 g
Dimensiones del producto 10,6 x 10,6 x 6,9 cm
Número de modelo del producto 1 Pack
Color Blanco
Velocidad del procesador 710 MHz
Número de procesadores 4
Capacidad de la memoria RAM 512 MB
Tipo de conexión inalámbrica 802.11b, 802.11g, 802.11n, 802.11a
Número de puertos ethernet 2
Potencia eléctrica 15 vatios
Fuente de alimentación Corriente alterna

.

¿Dónde puedo comprarlo?

Puedes comprar este dispositivo en AQUI en Amazon de manera segura.

¡Si todo esto te ha gustado más te gustara nuestra TIENDA! Los mejores productos, más exclusivos y más fáciles de implementar en tu hogar de todo el panorama nacional. No te la pierdas. Te esperamos.

ZigBee vs WiFi en redes domóticas. Estudio comparativo de General Electric

by Raúl Olivares |25 junio, 2019 |0 Comments | Aprendizaje, Conexiones

ZigBee vs WiFi

Hace unos meses General Electric (GE) publicó un estudio comparativo de eficiencia energética entre las tecnologías ZigBee y WiFi en su aplicación a las redes domésticas (home area networks HAN), que ha sido ampliamente recogido en diversos medios especializados, y ha abierto una interesante polémica entre GE y la WiFi Alliance. Según GE ZigBee es mucho más eficiente energéticamente que WiFi, y por lo tanto mucho más adaptado al uso en redes de sensores.

Estudio energético

Un equipo de ingenieros de GE han realizado un estudio sobre las tecnologías WiFi, Bluetooth y ZigBee, para determinar cual de ellas tendría un menor impacto energético en las redes energéticas domésticas, las denominadas “smart grids”.

Estas redes energéticas domésticas deben permitir la integración de las energías renovables, limitar los picos de consumo, y mejorar la eficiencia energética. Por ello es importante definir la tecnología más adecuada desde todos los puntos de vista, incluido el consumo energético de los dispositivos que conforman esas redes inteligentes. Bluetooth fue rápidamente desechado por su limitado radio de cobertura, y el estudio se centró en WiFi y ZigBee, con la conclusión de que los dispositivos basados en la tecnología ZigBee eran más económicos,y además su capacidad de generar redes con topología de malla provocaba considerables ahorros energéticos en sus aplicaciones a redes domésticas en general.

Hay que señalar que el interés de las compañías eléctricas por las redes energéticas inteligentes, no es altruista en absoluto, y el principal objetivo no es la eficiencia energética, sino una mejor gestión de su negocio y la expansión a otros servicios.

Estudio de comunicaciones

Los sistemas de comunicaciones actuales aplicados a la lectura de contadores permiten una comunicación bidireccional de la compañía con la red doméstica del cliente. Esto significa que el contador no sólo emite sus lecturas hacia la central de la compañía eléctrica, sino que también puede recibir mensajes desde la compañía, incluida la orden de corte de suministro… aunque su mayor utilidad para las compañías será la de cambiar dinámicamente el precio de la electricidad según el coste de producción en cada momento, elevándolo en los momentos de mayor consumo, y bajándolo (o quizá no) en los de menor consumo. Para los usuarios las ventajas se concretarán en la posibilidad de instalar productos como centros domésticos de control que le permitan conocer y controlar costes y consumos en cada momento. O conectar las futuras redes domésticas de producción de energía verde. Pero lo realmente importante desde el punto de vista ciudadano es el hecho de que sea posible conectar redes generales con redes domésticas, cuyas posibilidades comentaré en otro post más adelante.

La importancia que estas redes energéticas inteligentes tendrán en el futuro obligan a las compañías a buscar la tecnología más adecuada. La elección de la tecnología de comunicaciones es crítica dado la dimensión que estas redes energéticas van a dquirir en un futuro muy cercano. Actualmente hay unos 120 millones de casas residenciales en Estados Unidos. Asumiendo que cada domicilio contará con cinco o seis dispositivos inteligentes conectados a la red energética, estamos ante una previsión de 720 millones de dispositivos que estarán consumiendo energía para comunicarse entre sí…sólo en Estados Unidos. Elegir la tecnología de comunicaciones que consuma menos, es un punto estratégico básico. Lo que nos importa de estos estudios, es que la misma tecnología utilizada en las redes energéticas se podrá utilizar para otras redes de sensores que serán el siguiente paso de la revolución tecnológica que estamos viviendo, y que enseguida tendrán utilidades directas sobre la vida cotidiana de cada uno.

Comparativa

Las redes en malla ofrecen ventajas en ahorro energético y mayor seguridad en la transmisión de datos ya que permite establecer rutas multi-camino, con itinerarios alternativos en caso de que uno o más nodos se bloqueen o queden fuera de servicio, aunque sólo sea momentáneamente. Esta es una de las características propias de la tecnología ZigBee que se está intentando conseguir en las redes WiFi. Sin embargo, según el estudio, “llevar esta tecnología (WiFi con topología de malla) a la madurez requerirá un tiempo significativo para que la industria desarrolle y comercialice los chips adecuados, y para conseguir un volumen suficiente para abaratar los costes de producción”.

La característica topología en estrella de las redes WiFi obliga a que todos los dispositivos reaccionen a las señales procedentes del controlador, aunque sólo uno de los dispositivos esté siendo consultado. El balance energético es desastroso con ese sistema: cada consulta conlleva consumo energético de todos los dispositivos de la red. Por otro lado mantener la compatibilidad con los actuales sistemas WiFi domésticos, obliga a que los chips WiFi sólo puedan estar en modo “dormido” por un período máximo de 1.6 segundos, lo que limita las ventajas de ahorro de este modo. El coste de los chips WiFi también es mayor que el de los chips ZigBee entre 2,00$ y 2,20 $ por dispositivo, y la mayor complejidad del procesador WiFi encarece esta tecnología en otros 11 dólares por dispositivo.

Finalmente GE decidió comparar el consumo real de ambas tecnologías en un escenario real con las mismas condiciones de tasa de datos, nivel de señal de radio, intervalos de transmisión, etc. El resultado fue que la red WiFi consumió de promedio 2,2 veces más que la red ZigBee implementada. WiFi presentó ventajas frente a ZigBee en la duración de los períodos de transmisión, lo que significa un importante ahorro energético, que sin embargo no fue suficiente para compensar la mayor eficiencia de ZigBee en los períodos de no-transmisión.

La conclusión final es claramente favorable a la tecnología ZigBee, pese a las protestas de la Alianza WiFi. Quizá el futuro esté en una nueva tecnología que reúna lo mejor de las dos. De momento el camino pasa por la integración de ambas en una misma red.

 

Si quieres introducirte en la domótica puedes visitar nuestra tienda aquí 🌍😉

 

¿Qué es Arduino y el Hardware Libre?

by Raúl Olivares |10 abril, 2019 |0 Comments | Aprendizaje, Internet de las cosas

¿Qué es Arduino?

Hardware Libre: http://es.wikipedia.org/wiki/Hardware_libre

Arduino es una plataforma abierta que facilita la programación de un microcontrolador. Los microcontroladores nos rodean en nuestra vida diaria, usan los sensores para escuchar el mundo físico y los actuadores para interactuar con el mundo físico. Los microcontroladores leen sobre los sensores y escriben sobre los actuadores.

El hardware de Arduino consiste en una placa con un microcontrolador, puertos de comunicación y puertos de entrada/salida.

Por otro lado Arduino nos proporciona un  software consistente en un entorno de desarrollo (IDE) que implementa el lenguaje de programación de arduino y el bootloader ejecutado en la placa.

 

La principal característica del software de programación y del lenguaje de programación es su sencillez y facilidad de uso.

Arduino promete ser una forma sencilla de realizar proyectos interactivos para cualquier persona. Para alguien que quiere hacer un proyecto, el proceso pasa por descargarnos e instalar el IDE buscar un poco por internet y simplemente hacer “corta y pega” del código que nos interese y cargarlo en nuestro HW. Luego hacer los cableados correspondientes con los periféricos y ya tenemos interaccionando el software con el Hardware. Todo ello con una inversión económica mínima: el coste del Arduino y los periféricos.

¿Para qué sirve Arduino?

Arduino se puede utilizar para desarrollar elementos autónomos, o bien conectarse a otros dispositivos o interactuar con otros programas, para interactuar tanto con el hardware como con el software. Nos sirve tanto para controlar un elemento, pongamos por ejemplo un motor que nos suba o baje una persiana basada en la luz existente es una habitación, gracias a un sensor de luz conectado al Arduino, o bien para leer la información de una fuente, como puede ser un teclado, y convertir la información en una acción como puede ser encender una luz y pasar por un display lo tecleado.

Con Arduino  es posible automatizar cualquier cosa para hacer agentes autónomos (si queréis llamarles Robots también), controlar luces y dispositivos, o cualquier otra cosa que se pueda imaginar, es posible optar por una solución basada en Arduino. Especialmente en desarrollos de dispositivos conectados a Internet, Arduino es una solución muy buena.

Arduino es una tecnología que tiene una rápida curva de entrada con básicos conocimientos de programación y electrónica, que permite desarrollar proyectos en el ámbito de las Smart Cities, el Internet de las cosas, dispositivos wearables, salud, ocio, educación, robótica, etc…

Definición de Arduino en la web oficial: https://www.arduino.cc/en/Guide/Introduction

Otras definiciones de Arduino:

Que es arduino en un minuto (video): http://learn.onemonth.com/what-is-arduino

Hay otro factor importante en el éxito de Arduino, es la comunidad que apoya todo este desarrollo, comparte conocimiento, elabora librerías para facilitar el uso de Arduino y publica sus proyectos para que puedan ser replicados, mejorados o ser base para otro proyecto relacionado.

En resumen:

Arduino = HW + SW + Comunidad

Mitos sobre Arduino que todo el mundo cree y no son verdad: https://www.baldengineer.com/5-arduino-myths.html

Primer Arduino:

Arduino simplifica el trabajo con microcontroladores y ofrece las siguientes ventajas: barato, multiplataforma, entorno de programación sencillo, software libre y extensible mediante librerías en C++, hardware libre y extensible.

Al trabajar con Arduino, se manejan conceptos de diferentes tecnologías que a priori no tienen nada que ver entre ellos pero que los unifica: electronica digital y analogica, electricidad, programación, microcontroladores, tratamiento de señales, protocolos de comunicación, arquitectura de procesadores, mecánica, motores, diseño de placas electrónicas etc…

Diez razones para usar Arduino: http://www.modulo0tutoriales.com/10-razones-para-usar-arduino/

Importancia de Arduino en el mundo Hardware

Arduino y por extensión el hardware libre se ha convertido en un elemento importante no solo en el mundo maker sino también el la industria de fabricación de hardware.

Este enlace hace un estudio del estado de la industria del hardware en 2016. Más empresas están desarrollando productos innovadores y tenemos disponibles mejores herramientas para el prototipado y fabricación. El acceso a esas herramientas y el conocimiento alrededor de ellas es cada vez más universal. De estas herramientas destaca Arduino, Raspberry Pi y las impresoras 3D.

Enlace: http://blog.fictiv.com/posts/2016-state-of-hardware-report

Cabe destacar de este estudio que el 56% de las empresas usan Arduino como herramienta eléctrica de prototipado y el 91% de las empresas usan impresoras 3D como herramienta mecanica de prototipado.

Arduino también se está utilizando ampliamente en la docencia y en la investigación. Pero Arduino empezó como herramienta sencilla para artistas y usarlo en sus obras de arte, ejemplo de uso de Arduino en el Arte https://vimeo.com/149774067

Antes de Arduino

Antes de Arduino, eran necesarios los programadores para cada MCU, lenguaje de programación ensamblador usando las instrucciones propias de la MCU y materiales caros.

Ejemplos:

Una plataforma muy extendida para aprender a programar microcontroladores era Basic Stamp.

Tabla de comparación de los microcontroladres Basic Stamp: https://www.parallax.com/sites/default/files/downloads/BASICStampComparisonChart-0114.pdf

Lenguaje de programación Pbasic: http://en.wikipedia.org/wiki/PBASIC

Guia de incio muy intersante de parallax para inicio con Basic Stamp: http://www.rambal.com/descargas/libros/WAM-v3.0-Spanish-v1.0.pdf

Placas de desarrollo con Basic Stamp: https://www.parallax.com/catalog/microcontrollers/basic-stamp/boards

Ejemplo de domotica con basic stamp: http://www.aprenderobotica.com/m/group/discussion?id=4310109%3ATopic%3A947

Interesante comparación entre Basic stamp y arduino: http://todbot.com/blog/2006/09/25/arduino-the-basic-stamp-killer/

Filosofía Arduino

Por último para entender bien lo que es Arduino, es recomendable ver el documental de Arduino de unos 30 minutos de duración. Arduino the Documentary: http://blog.arduino.cc/2011/01/07/arduino-the-documentary-now-online/

WiFi vs Bluetooth: diferencias, ventajas e inconvenientes

by Raúl Olivares |3 abril, 2019 |0 Comments | Aprendizaje, Conexiones

En nuestros teléfonos inteligentes, tabletas, ordenadores, televisores y algunos otros dispositivos utilizamos a diario ambas tecnologías, o al menos una de ellas, para la transmisión de datos sin cables. Pero, ¿cuáles son las diferencias entre el WiFi y el Bluetooth, y qué ventajas e inconvenientes presentan respectivamente?

¿Recuerdas los teléfonos móviles? Seguro que sí, y seguro que recordarás también haber pasado un tono, o un politono en el mejor de los casos, a través de infrarrojos. Pues bien, es evidente que este tipo de transmisiones de datos han cambiado, y es que ahora no enviamos y recibimos tonos o politonos, que tenían un peso realmente reducido, sino que las exigencias son mucho mayores. Por ello, el WiFi y el Bluetooth nos sirven actualmente para envío y recepción de todo tipo de datos, pero las características de cada una de estas tecnologías las convierten en ideales en según qué situación.

[table id=4 /]

Por sus características, evidentemente no son aptas ambas tecnologías para cualquier uso. Por ello, en cualquier caso tendremos que atender a las limitaciones de rango y ancho de banda, principalmente, para decidir entre una de estas dos tecnologías: WiFi y Bluetooh. Por otra parte, el WiFi presenta algunas ventajas con respecto al Bluetooth como, por ejemplo, la posibilidad de establecer una “red de dispositivos”, lo cual no es posible a través de Bluetooth. Por lo tanto, si hacemos uso de Bluetooth sólo podremos tener emparejados dispositivos por pares, mientras que en una red WiFi, aunque necesitaremos hacer uso de un router, podremos tener toda una red de equipos conectados de forma simultánea.

Ahora bien, la pega principal que encontramos en la tecnología WiFi está en el consumo de energía, que es bastante más elevado que en el caso del Bluetooth. Por lo tanto, por ejemplo en una transimisión entre dispositivos móviles, siempre nos es más conveniente el uso de Bluetooth, a no ser que se trate de un peso, en datos, excesivamente grande. Más aún cuando se trata de Bluetooth 4.0 LE, que alcanza una eficiencia energética realmente elevada.

zigbee protocolo

¿Qué es el protocolo ZigBee y para que sirve?

by Raúl Olivares |9 enero, 2019 |0 Comments | Aprendizaje, Conexiones

Durante años la Domótica ha sido considerada por la mayoría de las personas como un juguete al alcance de pocos usuarios, pero los nuevos protocolos inalámbricos de poco consumo de energía, pueden cambiar esto para siempre. Entre los cuales esta el conjunto de protocolos ZigBee.

¿Qué es ZigBee?

ZigBee es el nombre de un conjunto de protocolos de alto nivel de comunicación inalámbrica, para su utilización con radiodifusión digital de bajo consumo, basada en el estándar IEEE 802.15.4 de redes inalámbricas de área personal (wireless personal area network, WPAN) para su capa física.

Su objetivo son las aplicaciones que requieren comunicaciones seguras con baja tasa de envío de datos y maximización de la vida útil de sus baterías. También conocido como “HomeRF Lite“.

En base a la utilización del IEEE 802.15.4 es una tecnología inalámbrica con velocidades comprendidas entre 20 kB/s y 250 kB/s, con rangos de alcance entre 10 m y 75 m. Pudiendo usar las bandas libres ISM de 2,4 GHz (Mundial), 868 MHz (Europa) y 915 MHz (EEUU).

Una red ZigBee puede estar formada por hasta 65535 elemento divididos en 255 subredes de 255 nodos, los cuales tienen la mayor parte del tiempo el transmisor dormido con objeto de consumir menos que otras tecnologías inalámbricas.

Un nodo ZigBee (tanto activo como pasivo) reduce su consumo gracias a que puede permanecer dormido la mayor parte del tiempo (incluso muchos días seguidos). Cuando se requiere su uso, el nodo ZigBee es capaz de despertar en un tiempo ínfimo, para volverse a dormir cuando deje de ser requerido. Un nodo cualquiera despierta en aproximadamente 15 ms.

Esto permite que un sensor equipado con ZigBee pueda ser alimentado con dos pilas AA durante al menos 6 meses y hasta 2 años.

 Características principales

  • Permite el uso de diferentes tipos de topologías de conexión como: estrella, punto a punto, malla, árbol.
  • Acceso de canal mediante CSMA/CA (acceso múltiple por detección de portadora con evasión de colisiones).
  • Un mejor soporte para las redes más grandes, ofreciendo más opciones de gestión, flexibilidad y desempeño.
  • Nueva capacidad para dividir mensajes más largos y permitir la interacción con otros protocolos y sistemas.
  • Redes cambian los canales en forma dinámica en caso que ocurran interferencias.
  •  El conjunto fue optimizado para grandes redes con gestión de red agregada y herramientas de configuración.
  • Ofrece una optimización adicional de tráfico necesaria para las grandes redes.
  • El conjunto fue mejorado con capacidades seguras para poner en marcha el servicio inalámbrico.
  • El conjunto fue sintonizado específicamente para optimizar el flujo de información en las grandes redes.

Ventajas y desventajas del protocolo ZigBee

Ventajas

  • Ideal para conexiones punto a punto y punto a multipunto
  • Diseñado para el direccionamiento de información y el refrescamiento de la red.
  • Opera en las bandas libres de ISM para conexiones inalámbricas.
  • Óptimo para redes de baja tasa de transferencia de datos.
  • Alojamiento de 16 bits a 64 bits de dirección extendida.
  • Reduce tiempos de espera en el envío y recepción de paquetes.
  • Detección de Energía (ED).
  • Proporciona larga duración de la batería.
  • Soporte para múltiples topologías de red: Estática, dinámica, estrella y malla.
  • Puede tener hasta 65.000 nodos en una red.(Permitiendo despliegues desde pequeños usuarios, hastas medianas infraestructuras)
  • 128-bit AES de cifrado – Provee conexiones seguras entre dispositivos.
  • Son más baratos y de construcción más sencilla.
  • Al ser inalámbricos permiten su utilización en estructuras ya  edificadas sin grandes remodelaciones.
  • La tasa de transferencia es muy baja.(lo que en domótica  resulta en una ventaja comparativa al tardar menos tiempo en enviar el paquete con los datos recolectados)

Desventajas

  • Solo manipula textos pequeños comparados con otras tecnologías.
  • ZigBee trabaja de manera que no puede ser compatible con bluetooth en todos sus aspectos porque no llegan a tener las mismas tasas de transferencia, ni la misma capacidad de soporte para nodos.
  • Aunque puede usar cualquier banda ISM, los fabricantes se concentran en realizar dspositivos en 2.4GHz al estar permisada en todo el mundo. Pero con gran cantidad de interferencias de otros protocolos que comparten la frecuencia (WIFI, bluetooth, teléfonos inalámbricos, etc…)
  • Al no definir los parámetros permitidos en la capa de aplicaciones puede generar la aparición de productos no compatibles entre si, aunque cumplan fielmente los estándares en la capa de red (ZigBee) y la capa física (IEEE 802.15.4).

Altavoces inteligentes capaces de conectarse con el protocolo ZigBee

Es muy importante conocer con que altavoces inteligente puedes controlar los dispositivos conectados mediante el protocolo ZigBee. Para desgracia de muchos, solo los dispositivos de gama más alta pueden conectarse con estos artículos: Amazon Echo Plus, Google Home y Apple Kit. Por cosas como esta hay que tener muy claro las disposición de nuestros altavoces a lo largo de toda la estancia.

Conclusiones

ZigBee se presenta como un gran candidato a ser una solución en el futuro entre las soluciones inalámbricas multifabricante, por versatilidad y robustez. Pero ya saben que no siempre los mejores sobreviven, sino los que mejor se adaptan.

Mejorar la seguridad de tu red Wi-Fi es posible con sólo cambiar cuatro parámetros

by Raúl Olivares |3 enero, 2019 |0 Comments | Aprendizaje, Seguridad

Por estas páginas hemos hablado en distintas ocasiones de la importancia de tener la red Wi-Fi de casa correctamente configurada. No se trata sólo de buscar su optimización para ofrecer un mejor rendimiento, que sí lo es, sino de buscar que sea realmente segura y eso es algo que resulta sumamente sencillo de llevar a cabo.

Y para eso lo primero que tenemos que afrontar es que el router, la puerta de enlace de nuestro hogar con la selva que es la red de redes que hay más allá de la caja de entrada de nuestra casa, es a su vez el primer filtro para intentar impedir que lleguen presencias extrañas.

No se trata de visitantes nocturnos, sino de vampiros del Wi-Fi que buscan constantemente la menor debilidad de un sistema para entrar a saco y beneficiarse (ese es el mal menor) de nuestra cobertura. Y es que si sólo fuese usar nuestro ancho de banda.

 

Redes

Debemos tener en cuenta que por nuestra red viaja contenido de todo tipo. Datos personales, identidades, datos bancarios… contenido muy apetecible para cualquier amigo de lo ajeno y es que ya lo sabemos. La información es poder y tus datos, mis datos, los datos del vecino valen mucho en los mercados opacos.

Así que llega el momento de sentarte delante de tu router ya sea el tuyo o el de tu operadora y prepararte para cambiar cuatro parámetros muy básicos pero a la vez fundamentales. Hablamos del nombre de usuario, la clave de acceso y cómo no, el nombre y la clave de tu red Wi-Fi. Recuerda que si alguien accede a tu router puede tener posibilidades de acceder a los dispositivos que tienes conectados a tu red.

Cambiando el usuario y la clave de acceso
El primer paso es el que concierne al cambio de usuario y clave de acceso a nuestro router. De nada sirve tener alta seguridad en el resto de parámetros si nuestro usuario sigue siendo «admin» y la clave de acceso «1234» de forma que cualquiera puede alterarlos y dejarnos sin defensas.

Por lo tanto debemos iniciar el navegador y bien conectados a nuestra red Wi-Fi o por cable acceder al router con la ip que corresponda (192.168.X.X donde se suelen encontrar las más habituales) que por regla general viene tipificada en el manual de instrucciones o en la base del aparato.

 

Pass

Una vez dentro debemos buscar el apartado de gestión del router que suele variar ligeramente de una a otra marca. En mi caso, haciendo uso de un router D-Link DIR 879 accedo a y allí cambio la clave de acceso al router por una alfa numérica apoyada a su vez en signos. No hace falta que sea muy larga, simplemente que combine bien todo tipo de elementos. Se trata de poner las cosas lo más difíciles posibles partiendo que lo imposible… no existe.

 

Generando Nueva Clave

Una vez cambiado el parámetro el equipo nos devolverá a la pantalla inicial para que nos «logueemos» pero ya con la nueva clave (y si el navegador te pregunta si la quieres guardar, en mi caso siempre le digo que no).

Una vez controlamos la posible brecha de seguridad para acceder a nuestro router toca cambiar la clave de red y el nombre de nuestra red Wi-Fi. Y antes de seguir una salvedad y es que debéis tener en cuenta que si ya habéis conectado aparatos a esa red, con el cambio de nombre, de contraseña o de ambos, deberéis volver a sincronizarlos de nuevo (esto incluye a los extensores de red que beben de la red principal para expandirla por todo el piso).

Para este punto vamos a buscar un apartado que ponga Wi-Fi Settings, Wireless Settings o similar (como en el caso anterior puede variar en función de marca o modelo de router) y una vez dentro buscar el nombre de nuestra red Wi-Fi «Nombre de red (SSID)». Un nombre que por regla general viene por defecto de forma que hace referencia a nuestro operador (si el router es facilitado por el) o al nombre de la marca (si es libre). En este caso es conveniente usar nombres de red no excesivamente llamativos pero que a al vez podamos distinguir fácilmente.

 

Seguridad. Buscando un buen cifrado

A la hora de proceder con el cambio veremos como encontramos opciones que nos pueden sonar extrañas. Se trata del tipo de cifrado pudiendo elegir entre tres sistemas o protocolos diferentes que podemos encontrar en la mayoría de routers modernos: WEP, WPA y WPA2.

WEP el más antiguo ha quedado obsoleto y el menos aconsejable. Proporciona un cifrado de nivel 2 y se pude romper con dispositivo de forma fácil.
WPA el sucesor de WEP destaca por ofrecer más seguridad al no estar tan limitado en el número de caracteres que podemos introducir.
WPA2 el protocolo más seguro, el que ofrece el nivel más alto de protección de los tres
Ahora y sin darle al botón de guardar o similar debemos cambiar la clave de acceso para conectarse a nuestra red. Se trata de evitar la que viene por defecto e incluso de no tener que hacer uso de aquellas que podemos encontrar por Internet. Puedes crear tu propia clave de red pero siempre sin que vaya asociada a un parámetro lógico (matrículas, fechas de nacimiento) o fórmulas matemáticas. Es así interesante como ya vimos antes, el usar letras, números y signos.

Lo más habitual es que una vez hemos cambiado el nombre de la red y la clave el router se reinicie, pasando a estar unos segundos desconectados. Además, si lo hicimos vía Wi-Fi es recomendable hacer un copia pega de la clave para tardar menos a la hora de volver a conectarnos a la red.

Cómo puedes ver se trata de unos pasos muy sencillos pero que van a permitir que tu red tenga un plus de seguridad y es que aunque la impermeabilidad plena es imposible de lograr (lo suyo es poder desactivar el botón WPS) si que vamos a conseguir el poner las cosas un poco más difíciles.

WiFi 2.4GHz y 5GHz: cuáles son las diferencias y cuál elegir

by Raúl Olivares |19 diciembre, 2018 |0 Comments | Aprendizaje, Conexiones, Seguridad

Hoy vamos a explicar las diferencias entre la WiFi 2.4GHz y la 5GHz. Si recientemente has cambiado de router, es posible que tu operadora te haya traído uno de banda dual, que generan estos dos tipos de línea diferente. Por eso, hoy vamos a tratar de explicar de forma sencilla cuáles son las principales diferencias, y por qué la 5G es posible que no sea captada por algunos dispositivos.

Principalmente, las diferencias con las que se pueden resumir a ambas bandas están en la velocidad máxima que pueden alcanzar y el rango de red, que es lo lejos que puede llegar la señal. Es importante conocer estos datos, puesto que si tienes un router con soporte de doble banda podrás elegir cuál de esas dos bandas es la más adecuada para tus dispositivos.

Pero antes de empezar y para evitar confusiones, es posible que en algún sitio veas este tipo de WiFi escritos sólo como 2.4G o 5G. Pese a eso, no tienen nada que ver con el 3G o el 4G de tu móvil. La G de las líneas móviles se refiere a la tercera o cuarta generación. Mientras, la letra G de la WiFi se refiere a las bandas de frecuencia de radio. El 2.4G significa 2.4 Gigahercios (GHz), mientras que el 5G significa 5 Gigahercio (GHz), aunque en realidad suele tener frecuencias de 5,1 a 5,8 GHz dependiendo del país.

[table id=3 /]

Como ves en la gráfica, las principales diferencias entre ambos tipos de WiFi están en sus canales, el estándar, el rango de red, la velocidad y las interferencias. También es importante que sepas que es posible que algunos de tus dispositivos más antiguos sólo capten la señal de 2.4GHz, ya que es la que más tiempo lleva siendo utilizada, mientras que la 5GHz es relativamente nueva.

Precisamente por tener más tipos de dispositivos conectados al ser la que más tiempo lleva siendo utilizada, la WiFi 2.4GHz suele tener más interferencias, lo que puede traducirse en que ocasionalmente la conexión vaya un poco más lenta de lo que debería. A esto hay que sumarle que tiene menos canales, por lo que todos los dispositivos se pelean por muy poco espacio.

En contraposición tenemos a la WiFi 5 GHz, que al ser menos utilizada tiene menos interferencias, por lo que la conexión debería ir mucho más ágil cuando te conectas a ella. También tiene más canales para que los dispositivos tengan más espacio en el que repartirse.

La WiFi 2.4 GHz también tiene un a menor velocidad máxima de conexión, alcanzando por lo general velocidades de 50 o 60 Mbps como máximo. Lo contrario pasa con la WiFi 5 GHz, que alcanza velocidades cercanas a los 867 Mbps, y podrás aprovechar mejor la que tengas con tu fibra.

Sin embargo, las redes WiFi 5 GHz también tienen menor rango de cobertura, y tienen mayor problema para superar obstáculos como paredes. Esto quiere decir que las redes WiFi 2.4 GHz son más lentas, pero llegan más lejos que las 5G. Esto podría traducirse, por ejemplo, en que la cobertura 5 GHz de tu router pudiera no llegar al cuarto de baño o a la cocina, mientras que la 2.4 GHz es más fácil que alcance a toda tu casa.

Y por último está el tema del estándar que utiliza cada una. ¿Sabes cómo cuando se habla de la conectividad WiFi de algunos dispositivos hablamos de un 802.11 seguido de varios números? Pues con esos números puedes identificar los estándares de cada uno de los dos tipos de WiFi.

Qué dispositivo utilizar con cada WiFi
En el caso de que tengas un router antiguo con una sola banda no tendrás quebraderos de cabeza, porque no tendrás WiFi 5 GHz. Pero si tienes un router más moderno de doble banda, entonces sí que tendrás para escoger entre ambos tipos de WiFi con cada dispositivo.

A la hora de elegir qué conectar dónde, tienes que tener en cuenta que el WiFi 2.4 es más lento pero tiene más alcance, mientras que el 5 GHz tiene menos alcance pero va más rápido. Por lo tanto, el 5 GHz podría ser el más apropiado para dispositivos donde la velocidad prima por encima de la cobertura, como ordenadores, videoconsolas etcétera.

Mientras, el 2.4 GHz podría ser más adecuado para aquellos dispositivos donde es más importante la cobertura, como puedan ser móviles y tabletas. Pero estos son sólo algunos supuestos, una vez sabidas las características tú mismo puedes decidir dependiendo de tus necesidades qué dispositivo conectas a qué red.

Los routers de doble banda de los operadores suelen generar automáticamente nombres diferentes para ambos tipos de WiFi, pero si cambias de nombre a tus redes WiFi identifica bien cuál de ellas es la de 2.4 GHz y cuál la de 5 GHz para que puedas distinguirlas a la hora de conectar tus dispositivos. Además, recuerda que algunos dispositivos algo antiguos pueden no soportar la WiFi 5 GHz. Por ejemplo, la PlayStation 4 no la soporta, pero sí la PlayStation 4 Pro por ser más reciente.

Por qué y cómo cambiar el nombre y contraseña de tu red WiFi de casa

by Raúl Olivares |7 diciembre, 2018 |0 Comments | Aprendizaje, Seguridad

Tu router es la principal puerta de acceso a tu red doméstica, y también a todos los dispositivos que tienes conectados a ella. Alguien capaz de acceder a él no sólo puede aprovecharse de tu conexión. Alguien con los suficientes conocimientos podría tener acceso a todos los dispositivos que tienes conectados a ella. Por eso es muy recomendable cambiar el nombre y contraseña de tu red WiFi de casa.

Las operadoras no diseñan cada nombre y contraseña para cada red. Por lo general lo que hacen es generar contraseñas con sus propios algoritmos, los cuales de vez en cuando son descubiertos y filtrados. Cuando esto pasa quedan expuestos a todos los usuarios que no hayan modificado sus configuraciones por defecto.

Dejar los parámetros que vienen por defecto es uno de los errores más comunes que cometen la mayoría de usuarios, asi que vamos a enseñaros como cambiarlos.

Estos algoritmos son fórmulas matemáticas con las que las operadoras diseñan sus contraseñas. Por eso, una vez los atacante consiguen estos algoritmos pueden crear aplicaciones especialmente diseñadas para generar contraseñas idénticas a las utilizadas por los operadores. Esto hace que si un atacante sabe cual es tu compañía telefónica sólo tenga que generar contraseñas para ese operador hasta dar con la tuya en cuestión de minutos.

Y es aquí donde entran en juego los nombres de usuario. Ellos de por sí no marcan una diferencia significativa a la hora de proteger directamente tu WiFi, pero pueden delatar a quienes prestan menos atención a sus configuraciones por defecto. Si tu red tiene el nombre de usuario por defecto de un operador, tienes más posibilidades de que utilices también la contraseña por defecto que un vecino que ha cambiado su nombre de usuario.

A parte de este nombre, si tu contraseña la has creado tú y no se rige por las fórmulas matemáticas de ninguna operadora, a un atacante le costará mucho más poder resolverla en el caso de que sea segura. Al final no hay una contraseña 100% segura, pero cuanto más difícil se lo pongas a tus atacantes más posibilidades tienes de que desistan y busquen otra víctima más sencilla.

Cómo cambiar el nombre de tu WiFi y su contraseña

ipconfig
El primer paso para cambiar las credenciales de tu router es obtener su IP local o puerta de enlace predeterminada. Para ello, si estás en Windows, abre el menú de inicio, escribe cmd, y cuando se te sugiera la aplicación Símbolo de sistema ejecútala. Entrarás en la terminal de Windows, donde sólo tendrás que escribir el comando ipconfig y se te mostrarán tus diferentes direcciones IP.

La que te interesa a ti es la de la puerta de enlace predeterminada, que reconocerás porque suele empezar con 192.168.xx.xx. Copiala y escribela en la barra de dirección de tu navegador para entrar a la configuración del router. Al hacerlo te pedirá un nombre y contraseña que te vendrá pegado en el aparato, te lo habrá dado el instalador al darte de alta, o encontrarás escribiendo en Google el nombre completo del modelo de tu router. Ya solo tienes que seguir los pasos indicados, suelen ser muy intuitivos, y podrás cambiar la contraseña y nombre.

Linux o macOS
En macOS también puedes obtener tu IP local escribiendo ipconfig en su terminal, pero también entrando en Preferencias de sistema -> Red y haciendo click sobre tu conexión. En las distribuciones GNU/Linux como Ubuntu otro tanto de lo mismo, sólo tienes que entrar en el panel de Configuración, elegir la opción Red y pulsar sobre tu conexión.

Cada fabricante tiene su propia página de configuración para el router, por lo que es difícil dar indicaciones precisas para todos. Aún así, los puntos y opciones principales deberían ser los mismos, y sólo tienes que navegar por los menús hasta encontrar el apartado Nombre de red (SSID), que es el nombre con el que aparecerá tu WiFi cuando intentes conectarte a ella.

 

SSID
Por lo tanto lo primero que tienes que hacer es cambiar este nombre SSID predeterminado. A veces el camino hasta llegar al SSID puede variar dependiendo de tu router.

A continuación tienes que cambiar la clave precompartida de WPA. Si no la ves inmediatamente busca en la configuración hasta dar con el término WPA. A su lado aparecerá la clave que has estado utilizando hasta ahora, o sea que cámbiala y pulsa sobre el botón guardar para aplicar los cambios.

Al cambiar estas contraseñas tienes que tener en cuenta un par de medidas de seguridad que debes tomar. En primer lugar evita crear contraseñas especialmente sencillas, ya sean combinaciones simples, como datos personales o fechas que puedan obtenerse mediante la ingeniería social. Tampoco crees unas tan difíciles que luego se te olviden, intenta encontrar un buen equilibrio.

Configuración del Router
Y por último, has visto cómo la propia página de configuración del router tiene también una contraseña fácil de encontrar. Por eso es importante que esta también la cambies por otra elegida por ti mismo. En el caso de nuestro router está en la sección Contraseña dentro de la categoría Router, pero de nuevo esto podría cambiar dependiendo del modelo.

 

X