Actualiza Tu Casa

que-puede-hacer-la-domotica-por-ti

¿Qué puede hacer la Domótica por mi?

¡Compartelo con tus amigos!

¿Qué puede hacer la Domótica por ti?

1. Comunícate con tu hogar

Aunque no todos los expertos consultados coinciden en lo acertado del término ‘casa inteligente’, lo cierto es que cada vez son más las opciones para conectar los distintos dispositivos presentes en una vivienda y controlarlos de forma simple y personalizada.

Las opciones son muchas, desde sistemas cableados en los que parte de los cables eléctricos se sustituyen por cables de datos, como los que proponen desde HomeFutura, hasta propuestas inalámbricas como las que preconizan desde Domodesk, pasando por dispositivos que convierten un mecanismo electrónico en uno con conectividad sin cambiar el mecanismo ni la instalación, como los que propone Simon“para que el usuario pueda ‘hablar con su hogar’ usando la última tecnología pero de una manera especialmente sencilla”, asegura Alfred Batet, digital business developer de esta compañía.

2. Iluminación: Disfrútala más gastando menos

El control de la iluminación es una de las aplicaciones más conocidas de los sistemas para las casas inteligentes.
“Al confort que aportan los automatismos, se suma el ahorro que supone encender las luces solo cuando es necesario”, dice Felipe Díaz de Burgos, gerente de la delegación de Barcelona del grupo HomeFutura. Manuel Gálvez, director comercial de Domodesk
cuenta las posibilidades que ofrece:

  • Despreocuparse del uso inapropiado de la iluminación cuando no hace falta, con el consiguiente ahorro en electricidad, mediante sensores de presencia/movimiento combinados con la luminosidad de los espacios.
  • Jugar con distintos ambientes en las zonas nobles de la vivienda en función de la actividad que se realice.
  • Convertir la iluminación en un sistema de aviso o alerta y persuadir de posibles intrusiones cuando no estamos en la vivienda.
  • Ganar comodidad con cosas aparentemente tan banales como apagar la luz a los niños sin levantarse del sillón o contar con una luz tenue desde la cama hasta el baño en caso de levantarse por la noche.
que-puede-hacer-la-domotica-por-ti

3. Despreocúpate de toldos y persianas (y mejora el confort térmico de casa)

Motorizaciones y sensores –actuando de forma conjunta– son otro de los aspectos importantes en la mejora del confort en casa. Las opciones, según Díaz de Burgos, son múltiples:

  • Recogida de toldos en caso de viento fuerte o lluvia
  • Bajar/subir persianas en función de la radiación solar y la diferencia de temperatura entre interior y exterior. El objetivo es evitar el exceso de radiación solar en verano y aprovecharlo en invierno para minimizar el consumo en calefacción
  • En función de la temperaturas del interior y el exterior, se abrirán o cerrarán las ventanas hasta conseguir la temperatura deseada dentro de la casa.

4.- Ahorra sin pasar frío ni calor. 

El principal gasto energético de una vivienda es la calefacción, que suele suponer la mitad del consumo –y en una casa aislada en una zona fría puede llegar al 70%–, por lo que cualquier ahorro con un sistema de calefacción inteligente tendrá una repercusión importante en la factura.

“La gestión inteligente del clima, ya sea a través de un sistema pionero de aerotermia o mediante el más básico uso de aire acondicionado en verano y radiadores en invierno es clave. Las opciones son múltiples, dado que los sistemas utilizados lo son también pero, para todos y cada uno de ellos, la domótica es un buen compañero de viaje en términos de ahorro, comodidad y buena gestión local o remota”, confirma Manuel Gálvez.

“Además de poder climatizar la vivienda a nuestro gusto, preparándola incluso antes de llegar, la domótica facilita la zonificación de la misma y ofrece la posibilidad de adaptar la climatización inteligente en función del uso de las estancias, con el ahorro que esto supone y que puede llegar hasta a un 40% del total”, especifica Felipe Díaz de Burgos. Además, a eso se le añade la posibilidad de “gestionar todo tipo de sistemas con un único termostato y de integrar detectores de presencia y contactos magnéticos en las ventanas que aporten la información necesaria para adaptar el funcionamiento del clima a las circunstancias”, continúa Díaz de Burgos.

5. Evita accidentes domésticos… 

Otro de los aspectos más conocidos y valorados de la domótica para casas son las alarmas técnicas “que ayudan a detectar humo, fugas de gas, agua, etc. y actúan automáticamente cerrando el suministro afectado o poniendo en marcha los dispositivos anti-incendio, con los consiguientes avisos y alertas a los propietarios mediante señales luminosas y sonoras y a través del dispositivo móvil si no están en casa”, explica Díaz de Burgos.Más allá de estas aplicaciones estándar, un buen sistema domótico, según Manuel Gálvez, “es el que se adapta de forma personalizada a las necesidades de los ocupantes de la casa.

Por ejemplo, en la vivienda de unas personas mayores independientes, un simple detector IR de movimiento se puede convertir en un sensor de vida y avisarnos en caso de que no pasen en un periodo de tiempo predeterminado por una estancia concreta. Para los niños que llegan a casa antes que sus padres, un simple sistema RFID/Bluetooth/etc. puede avisar de que los niños ya están allí. Para el que se suele levantar en mitad de noche al aseo, un sensor que balice una línea tenue de luces led en los rodapiés puede ser de gran ayuda para evitar tropiezos. La información personalizada asegura que estos sistemas trabajen de la forma más eficaz”, asegura el director comercial de Domodesk.  

6. …Y visitas indeseadas

Aunque la simulación de presencia es la aplicación domótica más habitual en términos de seguridad, las opciones son múltiples.Felipe Díaz de Burgos explica que incluyen desde “la integración de las cámaras de seguridad en la aplicación de visualización y control domótico, hasta medidas disuasorias tras detectar una intrusión, como, por ejemplo, poner en marcha los aspersores, encender la iluminación de forma general y enviar avisos a propietarios o a centrales receptoras de alarma”, cuenta.

7. La información es poder… y ahorro

La monitorización de los consumos que ofrece este tipo de sistemas puede ofrecer datos interesantes al usuario que le lleven a una “mayor concienciación en su forma de utilizar los recursos, la identificación de funcionamientos anómalos y la
implementación de medidas de mejora donde realmente es necesario”, dice Felipe Díaz de Burgos.“El consumidor es el que manda. Si quiere, podemos controlar el volumen de almacenaje de sus pellets y cursar un pedido automático. El usuario irá tomando las riendas de lo que quiere, aunque la tecnología ya hace tiempo que está preparada para ello”, reflexiona Manuel Gálvez.  

8. Tu propio centro de ocio

Son muchas las aplicaciones domóticas relacionadas con el ocio y los sistemas audiovisuales. Desde las más básicas, como el multiroom
para “escuchar música o las noticias en cualquier habitación de la casa, con los últimos contenidos a su alcance desde su dispositivo predilecto”, explica Alfred Batet. Felipe Díaz de Burgos explica que “la escena ‘Cine’, por ejemplo, puede arrancar el proyector, bajar la pantalla, iniciar el receptor AV y, además, acondicionar la sala adaptando las luces a la intensidad apropiada, haciendo lo mismo con cortinas o persianas.

En esta área vamos a ver un repunte del interés en muy poco tiempo porque la Realidad Aumentada nos va a proponer escenarios nuevos y sorprendentes, como la posibilidad de realizar bricolaje casero atendiendo una visión mezcla de realidad cotidiana y de realidad virtual o, simplemente, dejando que una serie de ‘agentes virtuales’ decidan lo que vamos a ver esta noche en streaming…”, vaticina Manuel Gálvez.  

9. Date vacaciones de tu piscina

Además de la casa, la gestión domótica puede incluir el jardín o la piscina, espacios que requieren una importante inversión de tiempo y dinero en mantenimiento.“Lo básico está en la mente de casi todos: la gestión del riego, los ciclos de la bomba para la limpieza de piscina o la iluminación exterior, pero podemos ir más allá e incluir coberturas motorizadas, alertas de posibles accidentes imprevistos en el agua, análisis de PH, uso de floculantes, limpiezas robotizadas, mantenimiento perfecto del césped con robots autónomos… Si se puede soñar, se puede hacer”, asegura Manuel Gálvez.  

10. No te agobies

Aunque los sistemas domóticos más complejos son soluciones exclusivas de precio elevado –tanto como uno quiera gastarse–, la buena noticia es que la mayoría de las soluciones son escalables, es decir, se pueden ir completando en distintas fases.Manuel Gálvez, pese a puntualizar que cada proyecto es distinto y que la horquilla de precios es amplia, da un precio orientativo: “un apartamento de 65 m2, ya construido y con un sistema bastante completo, puede estar alrededor de unos 4.500 euros”.

¡Compartelo con tus amigos!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat